Desde Verificauto estamos convencidos que alguna vez se han cruzado por la carretera con uno de esos coches “ecológicos” que se anuncian a sí mismos a bombo y platillo. Y, efectivamente, captan nuestra atención. Porque no son fáciles de ver, aún no se han implantado en el mercado y no acaban de encontrar su lugar. Aunque sabemos que el futuro de los automóviles pasan por ellos.

La incipiente necesidad, tanto económica como ecológica, de países como China  que demanda coches con 0 emisiones ha hecho que los fabricantes se hayan puesto “las pilas” con los coches ecológicos, como siempre movidos por intereses similares a los que han impedido hasta ahora la salida real al mercado de diferentes sistemas.

La necesidad es evidente. Pero ahora surge la duda: ¿vehículos eléctricos o de hidrógeno? Desde Verificauto queremos analizar las ventajas e inconvenientes de cada uno. ¡Tomad nota!

COCHES ELÉCTRICOS

VENTAJAS: Se podrán cargar en cualquier sitio, incluso en nuestra propia casa (y en Centros Comerciales, que ya disponen de este servicio) Incluso ya existe la posibilidad de cargar el coche sin enchufar a la red con unas planchas en el suelo a través de inducción eléctrica: mientras tienes el coche aparcado y haces la compra, alguna gestión o tomas un café, tu coche se pone a 100 de batería. 

INCONVENIENTES: Son más caros y  tienen poca autonomía

Coche eléctrico

Coche eléctrico

 COCHES DE HIDRÓGENO

 VENTAJAS: Es más ecológico y barato ¡y tiene hasta 5 veces más de autonomía!

 INCONVENIENTES: Para recargar el vehículo tenemos que ir sí o sí a estaciones de recarga, que a la hora de construir supone un desembolso muy importante, hasta 6 millones de euros por estación.

Coches de hidrógeno

Coches de hidrógeno

 En la actualidad, el coche eléctrico tiene su parcela en el mercado y la infraestructura que necesita es más factible. Aunque no termina de despegar como se esperaba y eso ha hecho que aquellos que han apostado por el coche de hidrógeno estén aprovechando para utilizar todas sus ‘armas’ y comerles terreno.

 Si a esta ‘guerra automovilística’ le añadimos, como comentábamos antes, la fiebre de algunos países por los vehículos ‘0 emisiones’ parece vislumbrar que el futuro a corto plazo apostará por darle mucha importancia a la economía, ecología y a la comunicación hombre – máquina – red. Y un escalón más es la conducción autónoma, sin necesidad de conductor.

Pero, ¿cuándo podremos apostar por un coche ecológico en España?, ¿estaremos preparados: talleres, lugares de recarga, conductores?, ¿tendremos la seguridad del mantenimiento después de nuestra compra?, ¿cuál será su vida útil?, ¿existirá también un mercado de segunda mano para este tipo de vehículos?

Haciendo este análisis parece más seguro que, a corto plazo, los coches eléctricos ganaran la partida. Aunque tal vez (eso esperamos) el jaque mate lo haga el hidrógeno. Pero ahora todo es especular.

Así que abramos nuestras mentes y veamos que nos depara el ‘futuro automovilístico’. Desde Verificauto nos encantaría poder seguir ayudándote, por lo menos, hasta que los coches vuelen de forma autónoma.

Y tú, ¿cuál crees que terminara triunfando: eléctrico o de hidrógeno?  Déjanos tu opinión

 

Internet se han convertido en el mayor  aliado a la hora de encontrar ese coche que buscamos: nos ofrece la posibilidad de, entre otras muchas cosas, conocer ofertas de coches que no se encuentran en nuestro pueblo, ciudad e incluso Comunidad Autónoma. En Verificauto somos conscientes que, en ocasiones, el modelo de coche que buscamos con el presupuesto que tenemos prefijado puede encontrarse a muchos kilómetros de distancia y, ahora, puede ser nuestro.
A la hora de comprar un vehículo en otra provincia es importante que sepamos muy bien cuáles son las necesidades y cual es nuestro presupuesto límite, para no perder tiempo y dinero en viajes para ver coches que no nos podemos permitir.

¿Cómo comprar un coche en otra provincia?

¿Cómo comprar un coche en otra provincia?

Una vez tenemos elegido el coche, que cubre nuestras necesidades, es muy importante conocer muy bien:

1. Datos exactos del modelo y extras.

2. Tener muy claras las condiciones de la operación: quién paga la transferencia, si tiene garantía…

3. Si tiene alguna avería o algún mantenimiento a corto plazo (ruedas, aceite, distribución,etc.) que puede ‘romper’ tu presupuesto.

4. El informe de matrícula del coche para saber si tiene cargas que impidan realizar el cambio de nombre o asumir algún embargo. Además, con este informe, podrás saber cuantos propietarios ha tenido y en ocasiones el kilometraje realizado (si la última ITV realizada así lo marcó).

Teniendo todo esto claro o contratando a un especialista como Verificauto, te aseguras una compra efectiva y evitas sorpresas desagradables una vez realizada la compra.
De esta forma, con toda la información en nuestro poder, tan solo nos faltaría ver nuestro futuro vehículo ‘de tu a tu’ y podremos llevarnos el coche si nos gusta sin necesidad de tener que volver otro día.

Para ello es conveniente pactar antes de qué forma se va a realizar la transacción de pago teniendo en cuenta la nueva ley, el cambio de nombre (el propietario o a través de gestoría con un justificante provisional) y con un contrato de compraventa. ¡Es muy importante tener este contrato! Y no olvides preguntar, en caso de que el coche tenga garantía, si es obligatorio llevarlo al taller donde se compró el vehículo o, por el contrario, puedes arreglarlo en cualquier taller de España. En este post anterior os dimos unos cuantos consejos para comprar un coche de segunda mano. No estaría nada mal releerlo para ir sobre seguro.

Y ya puestos, ¿por qué no aprovechar el viaje? Haz tus primeros kilómetros en la ciudad donde has realizado la compra: un poco de turismo nunca viene mal y podrás traer contigo algún souvenir que decore tu coche para que no olvide sus orígenes. Todo un detallazo para tu coche, ¿no crees?

 

Y quien dice un coche dice mil cosas más, ¿verdad? En el caso del automóvil, desde Verificauto podemos ayudarte. Debes tener en cuenta estas premisas que harán que no te salgas de tu presupuesto, que no compres un coche que te va a durar dos días y que, además, se adapte a tu gusto estético.

Unas veces nos encaprichamos con un modelo de coche nuevo pero se sale de nuestro presupuesto. En este caso, podemos optar por buscar un coche del mismo modelo de segunda mano.

Otras veces buscamos un coche que se adapte a nuestras necesidades, que esté como nuevo, con poco kilometraje y sea barato para cualquiera de los casos deberías apuntar estos datos a tener en cuenta:

1º Tener claro el presupuesto

Debemos ser realistas para centrar la búsqueda: si buscas cosas que no cubren tus necesidades o no puedes permitirte gastaras energías en vano y puede traerte problemas.

2º Tener claro si valoro más el que tenga menos kilómetros o menos años

Debes tener en cuenta que un coche que en menos años ha hecho más kilómetros es que suele cubrir grandes distancias y el coche se conserva mejor en cuanto a desgastes y averías que un coche que hace trayectos cortos: arranca, para, embrague, turbos, bombas, batería, caja de cambios, etc.

3º Ver los dos o tres que más me gusten

No podemos ser ni avariciosos ni inocentes a la hora de buscar (y encontrar) nuestro coche. Si es demasiado barato debemos preguntarnos porqué (nadie regala duros a cuatro pesetas). Debemos averiguar el porqué de esa ganga, ya que puede ser un gancho para engañarte, pedirte señal, tiene embargo, es robado, tiene una avería gorda o simplemente que necesita el dinero lo vende barato. En cualquier caso tener máxima precaución, son compras de riesgo que debes controlar.

4º Llamar al vendedor de cada coche y hacerle directamente preguntas que te preocupan: defectos o averías, itv, quien pagaría los gastos del cambio de nombre, si el coche es nacional, tipo de uso del coche, si te ofrece garantía, cuantos propietarios ha tenido, posibles cargas, últimos mantenimientos… Con estas preguntas podrás valorar mejor cual te interesa más y el vendedor será consciente de que controlas del tema.

5º Cuando tengas el que más te gusta llega el momento de comprobar si todo lo que ha dicho el vendedor y el anuncio es verdad, ya que puede afectar mucho a tu presupuesto.Esta tarea puedes hacerla tu o un profesional  (Verificauto te da una verificación gratuita en la zona del vendedor sin moverte de casa). Además de mantenimientos, datos y estado, deberemos pedir informe de tráfico, ya que de nada sirve el coche perfecto si tiene una carga que te genere un problema o no te permita poner a tu nombre el coche.

Por último si tienes dudas del estado es recomendable por poco dinero pedir un peritaje que te dará una idea clara del estado real del coche, incluso de saber posibles defectos o averías que subirán tu presupuesto, pudiendo de esta manera negociar con el vendedor objetivamente.

Si vamos a ciegas, es más fácil caer en trampas. Dejarse aconsejar por un experto es lo más indicado. ¡Te lo dice un experto!

Recordaros que si lo veis conveniente podéis seguir también los consejos que te dimos en un artículo anterior sobre la compra de coches de segunda mano.

¿Te hemos ayudado? Dale a compartir y ayudaremos a más gente 🙂

Comprar un coche barato es posible

Comprar un coche barato es posible

 

Todos hemos escuchado a algún amigo, compañero, familiar que ha sido estafado o simplemente esa sensación de incertidumbre a la hora de comprar un coche de segunda mano. Y a partir de ahí nace la idea de crear VERIFICAUTO: acabar con la inseguridad que existe en este sector gracias a todos los servicios que ofrece al usuario.

El proceso empieza de una forma sencilla: puede ver qué coche quiere en cualquier página web, o también desde el buscador de http://verificauto.com/ y añadir el coche fácilmente en la aplicación y, si te interesa, pedir que se verifique. De esta forma y utilizando Verificauto el usuario podrá reducir riesgos sin moverse de casa y sin coste, gracias a su red de peritos y talleres.
La primera verificación del coche es totalmente gratuita para aquellos compradores que se registren en la aplicación, esto marcará un antes y un después, a la hora de comprar un coche de segunda mano pudiendo así “probar” el servicio y comprobar que, pese a los tiempos que corren, se puede comprar un coche de segunda mano con la tranquilidad de comprobar (por nosotros mismos) que todo está correcto.

Además, las empresas que en su web o portal de coches de segunda mano quieran ofrecer este innovador servicio tan solo deberán incluir un enlace o botón automático en los anuncios para que los compradores puedan ver la verificación o solicitarlo de forma gratuita si no la tiene, además de obtener otras ventajas.

Si está pensando en comprar o vender un coche de segunda mano, ésta puede ser una buena opción: obtener las ventajas de la aplicación para este proceso, una verificación en un taller de confianza en cualquier punto de España.

Para ello hemos creado la primera aplicación GRATUITA donde el usuario podrá acceder a contenidos y soporte en todos los pasos a la hora de vender o comprar su coche de segunda mano: desde marcar sus necesidades, dar valoración, comprobar cualquier dato del vehículo en el que esté interesado, sin importar dónde ha visto el anuncio, compartir aquellos archivos y mensajes que considere útiles a sus posibles compradores o vendedores, valorar, opinar, ampliar datos, pasos a seguir, tasar, a solicitar los mejores servicios personalizados: verificación, informe de matrícula, peritaje, seguro, financiación, etc.
¿A qué esperas para probarla?

Verificauto, coches, aplicación

Verificauto, aplicación online de compra venta de coches

Ha llegado el momento: el coche que nos ha acompañado tanto tiempo ha decidido que ya no va a hacerlo más, necesitamos otro coche en casa, acabo de sacarme el carnet de conducir, prefiero apostar por un coche de segunda mano y no uno nuevo. Sea como fuere, en el momento que decidimos comprar un coche de segunda mano tenemos que tener ciertos aspectos en cuenta. Desde Verificauto hemos creado el“Decálogo del buen comprador de coches de segunda mano”. 

 1. ¿Cuál es mi prioridad y mis necesidades?

 No es lo mismo buscar un utilitario para desplazarse el día a día de casa al trabajo y viceversa, que un gran coche para realizar grandes trayectos. Ni un monovolumen familiar que uno ‘pequeño’ para poder aparcar en cualquier sitio. Debemos tener muy claras cuáles son nuestras necesidades y prioridades para acotar la búsqueda.

 2. ¿Cuál es mi presupuesto?

Podemos encontrar el coche que estábamos buscando: el modelo, el color… Pero, ¿el precio? Debemos asumir que tenemos un presupuesto y, por supuesto, unas expectativas. El encaje de estas dos premisas hará que tu compra sea totalmente satisfactoria.

3. ¡Éste es mi coche! Me gusta el modelo y se ajusta de sobra a mi presupuesto.

¡Cuidado! Lo barato, en ocasiones, sale caro. Asegúrate de que no hay nada ‘extraño’, que no se trata de ninguna estafa y, sobre todo que el coche se encuentra en perfecto estado. Si su propietario lo vende ‘tan barato’, ¿es porque necesita con urgencia el dinero?. Y si necesita con urgencia el dinero, ¿habrá podido mantener el coche en condiciones? Pensar antes de actuar nos ahorrará más de un disgusto y una derrama inesperada.

 4. ¿Tenemos todo en regla?

Cuando nos vendan el coche TODO tiene que estar en regla: papeles, libro de revisiones, itv, mantenimientos varios… Pregúntalo directamente al vendedor aunque luego, por descontado, compruebes por ti mismo todo lo que puedas.

5. Estado real del vehículo: ¿perfecto?, ¿ha pasado muchas veces por ‘enfermería’?

El exterior de un vehículo puede estar perfecto, sin una simple raya o abolladura. Pero, ¿y por dentro? Asesórate bien antes de realizar la compra: que el diagnóstico del vehículo sea totalmente satisfactorio. Si tú mismo no lo sabes comprobar, hazlo a través de una empresa. Ellos te confirmaran el gasto en mantenimientos que tiene en el momento de compra y a 12 meses vista, quien hay detrás de la venta, de donde procede el vehículo, posibles golpes fuertes, etc.

6. Queremos conocer tu pasado (¡el del coche, claro!)

Todos tenemos un pasado. Y los coches también. Si ya has decidido que ‘ese’ es el vehículo que quieres adquirir, pide un informe de matrícula para saber cosas como el propietario, tipo de uso que se le ha dado, características técnicas, que tenga la itv al día, número de propietarios anteriores pero sobre todo cargas ( embargos, reservas financieras,….) ¡No queremos llevarnos ninguna sorpresa!

7. Comprobando que es gerundio

Ya está. Nos hemos decidido. Tenemos coche. Pero (siempre hay un último pero) no está de más que vuelvas a hacer un repaso y repreguntes al vendedor lo ya preguntado. ¿Qué coincide todo? ¡Adelante! Si tienes algún atisbo de duda, pon el freno y resuélvela. Es tu dinero.  Y llegado el momento de probar el vehículo, comprueba que todo está ok: ningún ruido extraño, buen arranque, buena sensación y un trayecto suave. Si eres nobel, mejor confía en una empresa externa que controle todo al 100%.

8. ¿Alguna ‘cosita’ más a pagar?

En el momento de realizar el pago, hay que tener en cuenta otros aspectos: mantenimientos a corto plazo, el cambio de nombre conlleva un coste. ¿Está ya transferido en el precio convenido?, ¿incluye el IVA? ¿impuesto de transmisiones? Si tienes que pagarlo tú tendrás que pagar entre un 4% y un 8% – dependiendo de la comunidad autónoma- del valor para hacienda del vehículo. Y a esto añadirle 52€  de la tasa de tráfico. Por ello, desde Verificauto recomendamos que acudas a una gestoría.

9. ¿Qué garantía tengo?

Es importante saber si el vendedor del vehículo es profesional, con lo que podremos exigir garantía, o – por el contrario – es particular y sólo podrás exigirle aquel vicio oculto durante 6 meses. Durante 12 meses se pueden contratar garantías de seguro de averías.

 10. Y antes de la firma final…

Una vez comprobado todo, debemos plasmarlo en un contrato de compraventa donde aparezca la hora de compra (por si hay multas hasta el momento) y el seguro del vehículo (obligatorio por ley)

 Poniendo en práctica estos 10 puntos, la compra de nuestro coche de segunda mano será satisfactoria ¡seguro!

Verificauto.com

Verificauto.com

Verificauto es una empresa joven como marca, pero construida desde la experiencia de más de 10 años coordinando compras y ventas de vehículos de segunda mano, haciendo más seguras y rentables las operaciones de terceros profesionales y particulares.
portada
Estamos aquí para ofrecerte nuestra experiencia en este sector, calidad en el trato, un excelente sistema para tu seguridad en la transacción. Además, mediante las herramientas on-line como son la Web, el Blog, las redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube, queremos conseguir una comunicación bidireccional, en la que tú tienes todo el poder para ayudarnos a mejorar, contarnos cuales son tus necesidades y si quieres, recomendarnos.
Queremos ser tú asesor de vehículos on-line y pretendemos superar tus expectativas, dándote como seguidor, una serie de servicios necesarios, de forma gratuita.
Así que estate muy atento al sistema que hemos lanzado, ya que marcará un antes y un después en la forma de comprar y vender coches de segunda mano.

Aquí podrás, por 0€ y sin salir de casa para que no pierdas ni tiempo ni dinero, tener la verificación de un vehículo de cualquier Web u otro lugar. Es decir, tener información previa e imparcial por parte de un taller, de cualquier vehículo que te interese solo con incluirlo en la web, sin ningún compromiso de compra. Y si no cumple tus expectativas, quedará colgado en nuestros medios para beneficio del vendedor.
Todo de forma gratuita, ya que el vendedor tampoco tendrá que pagar esta información previa. Además podrás comunicarte con él compartiendo mensajes, fotos o archivos. Incluso, cerrar el trato de una forma cómoda y segura con el contrato auto-rellenable.
Tendrás también la opción de contratar in situ tanto una garantía ampliada, como un seguro.
Nuestro objetivo es ser el referente en el mercado de segunda mano, de vehículos de ocasión, dar un servicio de calidad y conocer cuales son tus inquietudes a la hora de comprar o vender un coche. Pretendemos minimizar los costes y dar el mejor servicio, garantizando la satisfacción del usuario.
Muchas gracias por seguirnos.

La decisión de comprar un coche empieza por saber si es para cubrir un capricho o lo más importante, una necesidad.

Man using digital tablet

Debemos ver cual es la necesidad que queremos cubrir y establecer las prioridades para no desviarnos de nuestro objetivo, ya que sino en Internet nos volveremos locos debido a la cantidad de ofertas que existen.

Te aconsejamos seguir estos pasos.

Prioridades:

1º Tamaño ver si el uso va a ser urbano, teniendo que optimizar el tamaño y tipo motor, o por el contrario el uso será en carretera buscando más seguridad y confort con el menor consumo posible.

2º Numero de puertas, si solemos conducir acompañados de hijos o por el contrario conducimos solos (la ventaja que puede dar un coupé es estético, sin embargo los vehículos 4 o 5 puertas son más prácticos)

3º Combustible. Este apartado da para mucho, incluso para un post entero!. Tenemos que ver cuantos kilómetros hacemos anualmente y donde los realizamos; urbanos, carretera, y teniendo en cuenta el ahorro que vamos a tener en combustible respecto al mantenimiento más barato de un gasolina.
Si vamos a conducir mucho por ciudad sería recomendable un gasolina de poca cilindrada porque es ágil y no necesita calentar para trabajar de forma óptima, ya que haremos trayectos cortos parando y arrancando, no siendo bueno para turbos, inyectores, calentadores, caudalímetros (normales en coches diésel). Así que,  cuanto más sencillo sea el motor, menos posibilidades de avería. También deberíamos tener en cuenta que si el vehículo a comprar es diésel mejor hasta 6 años. El coche de gasolina con más años, tiene mejor envejecimiento y son motores mas sencillos y poco problemáticos. En este caso deberíamos ver que prestaciones queremos en cuanto a potencia para motor, etc.

4º Ahora, que ya tenemos la foto de los que buscamos, queda ver que modelos cubren estas prioridades teniendo en cuenta que hoy en día todas las marcas fabrican de forma similar y cada una tiene sus puntos débiles. Llegados a este punto debemos fijarnos en los de mejor calidad-precio con los mínimos kilómetros y años posibles que estén dentro de nuestro presupuesto.

5º Importantísimo el presupuesto máximo, esto va a determinar todo, ya que nos limita por eso debemos ver bien como gastarlo, si decidimos priorizar en marcas premium lo normal es que sean coches con más tiempo y kilómetros, sin embargo si nos vamos a marcas más generalistas serán coches más nuevos, normalmente con mejores condiciones de uso.

Es importante también saber el uso ya que no son lo mismo 200.000 kilómetros en carretera, que hechos en ciudad al tener mucho más desgastes y en cuanto a los años saber si es un modelo actual o ya han salido uno o dos modelos después.

 

¿Has elegido ya el coche que más te gusta y cubre tus necesidades?

Verificando

Una vez hayamos hecho la selección en base a estos criterios, lógicamente nos iremos a los más económicos, teniendo en cuenta que entre ese tipo de “gangas” se encuentran muchas estafas o vendedores necesitados, por lo que debemos extremar las precauciones:


– Saber si detrás del anuncio hay un verdadero vendedor y si este es serio, ya que es tan importante lo que compras como a quien se lo compras. Debemos hacer preguntas muy concretas para saber el uso que a tenido el vehículo y para saber si ha sido usado por el vendedor, o lo a comprado para venderlo. Por ejemplo: ¿ha sido usted el único dueño? ¿dónde se han hecho los kilómetros? ¿tiene libro de revisiones? ¿o al menos factura de la ultima revisión?. Tenemos que preguntar la matrícula para saber el año de matriculación y poder pedir el informe de cargas, intentar saber si ha tenido accidentes, estado general del vehículo. Si tiene alguna carga de embargo o reserva de dominio de haberlo financiado, solicitar el informe de matrícula… Una vez tengamos todo esto claro, nos desplazaremos a ver el coche allí donde esté.


– Una vez estamos delante del coche preguntar de nuevo al vendedor alguna de las preguntas que le hicimos por teléfono para ver si coincide o se lo estaba inventando.


– Revisaremos el bastidor, le pediremos ficha técnica y permiso de circulación y comprobamos. Podemos aprovechar para ver si coincide el dueño, saber si es profesional o particular por tema de la garantía (IMPORTANTE: el profesional dará 12 meses. El particular no dará garantía, pero si el vehículo diera algún problema y demuestras que era un vicio o avería oculta, se tendrá que hacer cargo el vendedor). Miraremos también caballos, modelo, ITV y si es de importación o uso profesional, taxi, alquiler, etc.


– Ahora miraremos la carrocería en busca de razones o golpes importantes para ver descuadres en juntas entre piezas. Podemos ver las puntas del chasis abriendo el capo, y fijándonos en las puntas del chasis si están estiradas se nota. Revisar el maletero levantando la tapa o suelo moqueta como si fuéramos a coger la rueda de repuesto, importante que esté en condiciones, y nos fijaremos en el suelo de chapa buscando indicios de que halla sido estirado después de un golpe. Ver también si las ruedas están gastadas y sobre todo si gastan mal por el interior o exterior. Comprobar que funcionan bien luces, climatizador, radio, y ver si hay llaves de repuesto.

– Ahora, arrancamos el coche, metemos segunda con el freno de mano puesto para ver si salta o hace vibraciones raras, aprovechando para sentir si el embrague patina o si está demasiado blando, pudiendo estar desgastado o si al soltar te expulsa el pie denotando estar bien. Podemos ver el desgaste de pastillas pasando el dedo por la parte exterior superior y ver si hay mucho relieve.
A 2000 revoluciones por minuto podemos ver si el motor redondea bien o tiene altibajos por falta de compresión o mal la puesta apunto.

– Hora de probar. El coche debe ser probado primero por el propietario para saber su conducción. Cuando lo probemos nosotros lo más importante es ponerlo a unos 120km/hora para ver si se va la dirección a un lado, teniendo en cuenta que las carreteras suelen tener caída para el agua. Si vibra a menos de 90km/h, las ruedas delanteras estarán mal alineadas o equilibradas, y si es a más de 90km/h serán las traseras. Una vez estemos a 120 km/h en la última marcha, soltamos el acelerador viendo si el motor retiene bien y lo dejamos caer hasta más o menos 1.000 revoluciones, para volver a acelerar y ver como recupera en este esfuerzo. Ahí es donde al coche se le notan vibraciones raras o falta de compresión.

Si el coche suelta humo muy blanco o azul, es que consume mal agua o aceite.


No obstante, todas estas pruebas te recomendamos que las haga un profesional para evitar disgustos. Aprovecho a vender mi libro, 
www.verificauto.com te ofrece este servicio desde 0€. Sin moverte de casa podemos garantizarte seguridad en la compra o venta y ahorrarte tiempo.

Por último, si decidimos comprarlo y tenemos seguridad de que no tiene cargas, no olvides pedir informe de matrícula, firmar un buen contrato de compraventa y pactar todo en cuanto al cambio de titular. Podemos hacerlo ambos dirigiéndonos personalmente a pagar el impuesto de transmisiones en la delegación pertinente de cada zona y el cambio de titular en delegación de tráfico, o dándoselo todo a una Gestoría que os dará un justificante de forma cómoda e instantánea para llevárselo al momento.

En cuanto a la garantía, si el vehículo no la incluye se puede contratar una con alguna compañía de seguros, ya que están controladas por la dirección general de seguros, suelen ser más serias, y el tema de las averías es delicado.
Respecto al seguro, mira bien las coberturas que cubran lo que necesitemos y tengan el precio óptimo.

Si necesitas ayuda no dudes en escribirnos y te las resolveremos encantados.

¡Feliz compra!