Desde Verificauto estamos convencidos que alguna vez se han cruzado por la carretera con uno de esos coches “ecológicos” que se anuncian a sí mismos a bombo y platillo. Y, efectivamente, captan nuestra atención. Porque no son fáciles de ver, aún no se han implantado en el mercado y no acaban de encontrar su lugar. Aunque sabemos que el futuro de los automóviles pasan por ellos.

La incipiente necesidad, tanto económica como ecológica, de países como China  que demanda coches con 0 emisiones ha hecho que los fabricantes se hayan puesto “las pilas” con los coches ecológicos, como siempre movidos por intereses similares a los que han impedido hasta ahora la salida real al mercado de diferentes sistemas.

La necesidad es evidente. Pero ahora surge la duda: ¿vehículos eléctricos o de hidrógeno? Desde Verificauto queremos analizar las ventajas e inconvenientes de cada uno. ¡Tomad nota!

COCHES ELÉCTRICOS

VENTAJAS: Se podrán cargar en cualquier sitio, incluso en nuestra propia casa (y en Centros Comerciales, que ya disponen de este servicio) Incluso ya existe la posibilidad de cargar el coche sin enchufar a la red con unas planchas en el suelo a través de inducción eléctrica: mientras tienes el coche aparcado y haces la compra, alguna gestión o tomas un café, tu coche se pone a 100 de batería. 

INCONVENIENTES: Son más caros y  tienen poca autonomía

Coche eléctrico

Coche eléctrico

 COCHES DE HIDRÓGENO

 VENTAJAS: Es más ecológico y barato ¡y tiene hasta 5 veces más de autonomía!

 INCONVENIENTES: Para recargar el vehículo tenemos que ir sí o sí a estaciones de recarga, que a la hora de construir supone un desembolso muy importante, hasta 6 millones de euros por estación.

Coches de hidrógeno

Coches de hidrógeno

 En la actualidad, el coche eléctrico tiene su parcela en el mercado y la infraestructura que necesita es más factible. Aunque no termina de despegar como se esperaba y eso ha hecho que aquellos que han apostado por el coche de hidrógeno estén aprovechando para utilizar todas sus ‘armas’ y comerles terreno.

 Si a esta ‘guerra automovilística’ le añadimos, como comentábamos antes, la fiebre de algunos países por los vehículos ‘0 emisiones’ parece vislumbrar que el futuro a corto plazo apostará por darle mucha importancia a la economía, ecología y a la comunicación hombre – máquina – red. Y un escalón más es la conducción autónoma, sin necesidad de conductor.

Pero, ¿cuándo podremos apostar por un coche ecológico en España?, ¿estaremos preparados: talleres, lugares de recarga, conductores?, ¿tendremos la seguridad del mantenimiento después de nuestra compra?, ¿cuál será su vida útil?, ¿existirá también un mercado de segunda mano para este tipo de vehículos?

Haciendo este análisis parece más seguro que, a corto plazo, los coches eléctricos ganaran la partida. Aunque tal vez (eso esperamos) el jaque mate lo haga el hidrógeno. Pero ahora todo es especular.

Así que abramos nuestras mentes y veamos que nos depara el ‘futuro automovilístico’. Desde Verificauto nos encantaría poder seguir ayudándote, por lo menos, hasta que los coches vuelen de forma autónoma.

Y tú, ¿cuál crees que terminara triunfando: eléctrico o de hidrógeno?  Déjanos tu opinión

 

Y quien dice un coche dice mil cosas más, ¿verdad? En el caso del automóvil, desde Verificauto podemos ayudarte. Debes tener en cuenta estas premisas que harán que no te salgas de tu presupuesto, que no compres un coche que te va a durar dos días y que, además, se adapte a tu gusto estético.

Unas veces nos encaprichamos con un modelo de coche nuevo pero se sale de nuestro presupuesto. En este caso, podemos optar por buscar un coche del mismo modelo de segunda mano.

Otras veces buscamos un coche que se adapte a nuestras necesidades, que esté como nuevo, con poco kilometraje y sea barato para cualquiera de los casos deberías apuntar estos datos a tener en cuenta:

1º Tener claro el presupuesto

Debemos ser realistas para centrar la búsqueda: si buscas cosas que no cubren tus necesidades o no puedes permitirte gastaras energías en vano y puede traerte problemas.

2º Tener claro si valoro más el que tenga menos kilómetros o menos años

Debes tener en cuenta que un coche que en menos años ha hecho más kilómetros es que suele cubrir grandes distancias y el coche se conserva mejor en cuanto a desgastes y averías que un coche que hace trayectos cortos: arranca, para, embrague, turbos, bombas, batería, caja de cambios, etc.

3º Ver los dos o tres que más me gusten

No podemos ser ni avariciosos ni inocentes a la hora de buscar (y encontrar) nuestro coche. Si es demasiado barato debemos preguntarnos porqué (nadie regala duros a cuatro pesetas). Debemos averiguar el porqué de esa ganga, ya que puede ser un gancho para engañarte, pedirte señal, tiene embargo, es robado, tiene una avería gorda o simplemente que necesita el dinero lo vende barato. En cualquier caso tener máxima precaución, son compras de riesgo que debes controlar.

4º Llamar al vendedor de cada coche y hacerle directamente preguntas que te preocupan: defectos o averías, itv, quien pagaría los gastos del cambio de nombre, si el coche es nacional, tipo de uso del coche, si te ofrece garantía, cuantos propietarios ha tenido, posibles cargas, últimos mantenimientos… Con estas preguntas podrás valorar mejor cual te interesa más y el vendedor será consciente de que controlas del tema.

5º Cuando tengas el que más te gusta llega el momento de comprobar si todo lo que ha dicho el vendedor y el anuncio es verdad, ya que puede afectar mucho a tu presupuesto.Esta tarea puedes hacerla tu o un profesional  (Verificauto te da una verificación gratuita en la zona del vendedor sin moverte de casa). Además de mantenimientos, datos y estado, deberemos pedir informe de tráfico, ya que de nada sirve el coche perfecto si tiene una carga que te genere un problema o no te permita poner a tu nombre el coche.

Por último si tienes dudas del estado es recomendable por poco dinero pedir un peritaje que te dará una idea clara del estado real del coche, incluso de saber posibles defectos o averías que subirán tu presupuesto, pudiendo de esta manera negociar con el vendedor objetivamente.

Si vamos a ciegas, es más fácil caer en trampas. Dejarse aconsejar por un experto es lo más indicado. ¡Te lo dice un experto!

Recordaros que si lo veis conveniente podéis seguir también los consejos que te dimos en un artículo anterior sobre la compra de coches de segunda mano.

¿Te hemos ayudado? Dale a compartir y ayudaremos a más gente 🙂

Comprar un coche barato es posible

Comprar un coche barato es posible