Desde Verificauto estamos convencidos que alguna vez se han cruzado por la carretera con uno de esos coches “ecológicos” que se anuncian a sí mismos a bombo y platillo. Y, efectivamente, captan nuestra atención. Porque no son fáciles de ver, aún no se han implantado en el mercado y no acaban de encontrar su lugar. Aunque sabemos que el futuro de los automóviles pasan por ellos.

La incipiente necesidad, tanto económica como ecológica, de países como China  que demanda coches con 0 emisiones ha hecho que los fabricantes se hayan puesto “las pilas” con los coches ecológicos, como siempre movidos por intereses similares a los que han impedido hasta ahora la salida real al mercado de diferentes sistemas.

La necesidad es evidente. Pero ahora surge la duda: ¿vehículos eléctricos o de hidrógeno? Desde Verificauto queremos analizar las ventajas e inconvenientes de cada uno. ¡Tomad nota!

COCHES ELÉCTRICOS

VENTAJAS: Se podrán cargar en cualquier sitio, incluso en nuestra propia casa (y en Centros Comerciales, que ya disponen de este servicio) Incluso ya existe la posibilidad de cargar el coche sin enchufar a la red con unas planchas en el suelo a través de inducción eléctrica: mientras tienes el coche aparcado y haces la compra, alguna gestión o tomas un café, tu coche se pone a 100 de batería. 

INCONVENIENTES: Son más caros y  tienen poca autonomía

Coche eléctrico

Coche eléctrico

 COCHES DE HIDRÓGENO

 VENTAJAS: Es más ecológico y barato ¡y tiene hasta 5 veces más de autonomía!

 INCONVENIENTES: Para recargar el vehículo tenemos que ir sí o sí a estaciones de recarga, que a la hora de construir supone un desembolso muy importante, hasta 6 millones de euros por estación.

Coches de hidrógeno

Coches de hidrógeno

 En la actualidad, el coche eléctrico tiene su parcela en el mercado y la infraestructura que necesita es más factible. Aunque no termina de despegar como se esperaba y eso ha hecho que aquellos que han apostado por el coche de hidrógeno estén aprovechando para utilizar todas sus ‘armas’ y comerles terreno.

 Si a esta ‘guerra automovilística’ le añadimos, como comentábamos antes, la fiebre de algunos países por los vehículos ‘0 emisiones’ parece vislumbrar que el futuro a corto plazo apostará por darle mucha importancia a la economía, ecología y a la comunicación hombre – máquina – red. Y un escalón más es la conducción autónoma, sin necesidad de conductor.

Pero, ¿cuándo podremos apostar por un coche ecológico en España?, ¿estaremos preparados: talleres, lugares de recarga, conductores?, ¿tendremos la seguridad del mantenimiento después de nuestra compra?, ¿cuál será su vida útil?, ¿existirá también un mercado de segunda mano para este tipo de vehículos?

Haciendo este análisis parece más seguro que, a corto plazo, los coches eléctricos ganaran la partida. Aunque tal vez (eso esperamos) el jaque mate lo haga el hidrógeno. Pero ahora todo es especular.

Así que abramos nuestras mentes y veamos que nos depara el ‘futuro automovilístico’. Desde Verificauto nos encantaría poder seguir ayudándote, por lo menos, hasta que los coches vuelen de forma autónoma.

Y tú, ¿cuál crees que terminara triunfando: eléctrico o de hidrógeno?  Déjanos tu opinión