La decisión de comprar un coche empieza por saber si es para cubrir un capricho o lo más importante, una necesidad.

Man using digital tablet

Debemos ver cual es la necesidad que queremos cubrir y establecer las prioridades para no desviarnos de nuestro objetivo, ya que sino en Internet nos volveremos locos debido a la cantidad de ofertas que existen.

Te aconsejamos seguir estos pasos.

Prioridades:

1º Tamaño ver si el uso va a ser urbano, teniendo que optimizar el tamaño y tipo motor, o por el contrario el uso será en carretera buscando más seguridad y confort con el menor consumo posible.

2º Numero de puertas, si solemos conducir acompañados de hijos o por el contrario conducimos solos (la ventaja que puede dar un coupé es estético, sin embargo los vehículos 4 o 5 puertas son más prácticos)

3º Combustible. Este apartado da para mucho, incluso para un post entero!. Tenemos que ver cuantos kilómetros hacemos anualmente y donde los realizamos; urbanos, carretera, y teniendo en cuenta el ahorro que vamos a tener en combustible respecto al mantenimiento más barato de un gasolina.
Si vamos a conducir mucho por ciudad sería recomendable un gasolina de poca cilindrada porque es ágil y no necesita calentar para trabajar de forma óptima, ya que haremos trayectos cortos parando y arrancando, no siendo bueno para turbos, inyectores, calentadores, caudalímetros (normales en coches diésel). Así que,  cuanto más sencillo sea el motor, menos posibilidades de avería. También deberíamos tener en cuenta que si el vehículo a comprar es diésel mejor hasta 6 años. El coche de gasolina con más años, tiene mejor envejecimiento y son motores mas sencillos y poco problemáticos. En este caso deberíamos ver que prestaciones queremos en cuanto a potencia para motor, etc.

4º Ahora, que ya tenemos la foto de los que buscamos, queda ver que modelos cubren estas prioridades teniendo en cuenta que hoy en día todas las marcas fabrican de forma similar y cada una tiene sus puntos débiles. Llegados a este punto debemos fijarnos en los de mejor calidad-precio con los mínimos kilómetros y años posibles que estén dentro de nuestro presupuesto.

5º Importantísimo el presupuesto máximo, esto va a determinar todo, ya que nos limita por eso debemos ver bien como gastarlo, si decidimos priorizar en marcas premium lo normal es que sean coches con más tiempo y kilómetros, sin embargo si nos vamos a marcas más generalistas serán coches más nuevos, normalmente con mejores condiciones de uso.

Es importante también saber el uso ya que no son lo mismo 200.000 kilómetros en carretera, que hechos en ciudad al tener mucho más desgastes y en cuanto a los años saber si es un modelo actual o ya han salido uno o dos modelos después.